domingo, 2 de agosto de 2009

Cuando éramos pobres y felices II

(primero una aclaración: me cayó la maldición del: mañana lo hago. El post anterior decía que al día siguiente iba a poner la segunda parte, con varios días de retraso, pero aquí está:)

-Beisbol, esteroides y cuentos de hadas musculosas

Juan Carlos Plata

Luego de un 2008 de relativa calma, el beisbol parecía reagruparse. Y lo hizo de la mano de sus super estrellas: Alex Rodríguez (quien ha firmado los dos contratos más grandes y cuantiosos de la historia [252 millones de dólares, con los Texas Rangers en 2001, y 257 millones, con los Yankees en 2007] y de quien se empezó a calcular la fecha en la que romperá el récord de más cuadrangulares en toda la historia [762, de Barry Bonds]), Albert Pujols (que es hoy por hoy el jugador más completo del beisbol), David Ortíz (el carismático bateador designado de los Boston Red Sox) y Manny Ramírez.

La calma se rompió el 7 de febrero de 2009, cuando en el portal de internet de Sports Ilustrated, Selena Roberts publicó una nota en la que sostenía que cuatro diferentes fuentes (sólo identificadas como: abogados con acceso a la lista) aseguraron que el nombre de Rodríguez estaba en la lista de 104 jugadores que dieron positivo en el antidoping "experimental" de 2004.

De acuerdo a la nota, Rodríguez había consumido methenolona (con nombre comercial del Primoloban), un esteroide más caro de lo normal, que mejora el rendimiento de los músculo, los mantiene relajados y evita el desgaste, tiene muy pocos efectos secundarios y es detectable en un examen antidoping por un periodo de tiempo muy pequeño.

El mismo año en el que dio positivo en ese examen, Alex Rodríguez fue electo Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

La Unión de Jugadores publicó ese mismo día un documento en la que argumentaba que no estaba en posición de confirmar o negar la información, ya que la lista "tenía caracter de confidencial".

El 10 de febrero, Rodríguez concedió una entrevista al periodista Peter Gammons (ESPN) en la que declaró que, en efecto, había consumido esteriodes en 2001, luego de firmar el contrato más grande de la historia del beisbol con los Rangers (según él, sólo lo usó durante un corto periodo de tiempo, versión que no concuerda con que fue hasta 2003 cuando se realizó el examen).

Pero tal vez lo más penoso fue cuando se recordó que en 2007, en una entrevista con la periodista Katie Couric en el programa "60 minutes", Rodríguez dijo, textual: "Nunca he usado esteriodes".

Lo que siguió fue una serie de amenazas de Rodríguez hacia Selena Roberts (incluso la acusó de acoso y de invasión de la privacidad, de lo cual, aseguró, había reportes policiales, que después nunca nadie pudo encontrar).

El hombre que más dinero ha ganado por jugar al beisbol, y sobre el cual la MLB pensaba construir el futuro del deporte, también estaba manchado.

Manny Being Juiced
Con apenas un mes de temporada y 3 meses después del escándalo de Alex Rodríguez, el 8 de mayo, MLB anunció que Manny Ramírez (considerado el mejor bateador derecho de la actualidad, y que fue Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2004, en la que los Boston Red Sox revirtieron la Maldición del Bambino y desde agosto de 2008 con Los Angeles Dodgers) había fallado en un examen antidoping realizado en el Spring Training de este año y que sería suspendido 50 partidos.

Ese mismo día, Ramírez publicó un comunicado en el que aseguraba que no había consumido un esteriode, sino un medicamento recetado por un doctor para resolver un "problema de salud", y se disculpó con los fanáticos, sus compeñaeros y los directivos de los Dodgers. Además, aclaró que desde 2004 había pasado sin problemas más de 15 exámenes antidoping.

Días después, la Liga detalló que en la muestra de orina de Ramírez no se encontró rastro de ninguna sustancia prohibida pero que se detectó una cantidad de testosterona muy superior a la normal, por lo cual la muestra fue separada y estudiada nuevamente.

Luego de confirmarse que esa testosterona no era natural sino sintética, la liga solicitó el expediente médico de Ramírez (cada temporada, todos los jugadores deben entregar un expediente con recetas y exámenes médicos) en el que se encontró una receta que ordenaba consumir human chorionic ganadotropin (hCG), una sustancia diseñada para fertilidad femenina.

La hGC es de uso común entre consumidores de esteroides ya que ayuda a restablecer los niveles de testosterona (uno de los principales efectos secundarios de casi todos los esteriodes es un bajo nivel de esta sustancia en el organismo).

Ramírez cumplió su suspención sin realizar ningún tipo de declaraciones y regresó a la actividad los primeros días de junio.

Fuga de nombres
Apenas 12 días después de que Sammy Sosa (uno de los principales protagonistas de la locura jonronera de 1998) anunciara su retiro oficial como jugador de Grandes Ligas (luego de que en 2006 no encontrara acomodo en ningún equipo, en 2007 jugara sólo a tiempo parcial con los Texas Rangers y que en 2008 y 2009 tampoco tuviera ofertas), el New York Times reveló que el jonronero nativo de San Pedro de Macoris, República Dominicana, también estaba en la funesta lista de 2003.

La nota del Times se publicó el martes 16 de junio, Sosa había anunciado su retiro el 4 de ese mismo mes.

Las fuentes del periódico neoyorkino, fueron, nuevamente, "abogados con acceso a la lista".

Varios jugadores de Grandes Ligas y especialistas de beisbol se manifestaron a favor de publicar la lista completa y superar de una vez por todas las especulaciones. La Unión de Jugadores y MLB sólo dijeron que el acuerdo, desde el inicio, fue que la lista fuera confidencial (lo que muchos entendieron como una acusación tácita de que era el gobierno el que estaba filtrando los nombres [la lista se encuentra en la Corte de Apelaciones de California]).

El jueves 30 de julio, otro nuevo episodio: de nueva cuenta "abogados con conocimiento de la lista" revelaron a reporteros del New York Times, que los nombres de los dominicanos David Ortíz y Manny Ramírez también estaban en la lista.

La noticia sacudió hasta los cimientos a la Red Sox Nation y puso en duda los campeonatos conseguidos por la organización bostoniana en las Series Mundiales de 2004 y 2007 (en las que participaron ambos peloteros con el uniforme de los Red Sox).

Ramírez se limitó a decir que no haría ningún comentario y le dijo a los reporteros que se comunicaran con la Unión de Jugadores. Por su parte, Ortíz (quien nunca antes había sido relacionado con esteroides) dijo que se había enterado de que había dado positivo en el examen de 2003 ese mismo día y prometió indagar en la Unión de Jugadores para luego dar a conocer todo lo relacionado con el caso.

"Me conduciré en esto como siempre me he conducido en mi vida. Buscaré la información y se las diré, no voy a buscar excusas", dijo Ortíz en una conferencia de prensa ese mismo día.

Apenas dos días después, un reportaje realizado por reporteros del Boston Globe y de la revista Spotlight reveló que en septiembre de 2008, dos empleadosde seguridad de los Red Sox (Alex Cyr y Jared Remy) fueron despedidos por estar vinculados con esteriodes.

Cyr fue detenido en agosto de 2008 cuando se encontraba dormido al volante de su carro en una calle de Boston y los oficiales de policía encontraron en su carro una botella de Anadrol (uno de los esteriodes más potentes que se conocen). Al preguntarle sobre su procedencia, Cyr dijo que Remy (quien es hijo del cronista de los Red Sox Jerry Remy) se los había dado. Remy negó la acusación y aceptó ser consumidor de esteroides.

Oficiales de los Red Sox y de MLB dirigieron investigaciones privadas (que culminaron con los despidos), cuyo objetivo era determinar si ambos hombres habían subministrado esteroides a algún jugador del equipo. Cosa que ambos negaron.

(Digamos que hasta aquí el recuento de los hechos, para la siguiente [ya no digo que mañana] el contexto más allá el beisbol y algunas reflexiones de expertos).

1 comentario:

Sux dijo...

Wórales Juancho, la neta es que del "beis" no sé ni papa así que leerte hace el paro para entender porqué le llaman "El rey de los deportes". ¡Saludos a la bandera!